¿Necesito una corrección?

Actualizado: jun 15

Abrirse camino como autor no es fácil y es probable que pienses que contratar un corrector no es más que un lujo.

¿Para qué contratarlo?


Tienes nociones de escritura, incluso formación. Conoces tu obra mejor que nadie y te asusta que alguien “le meta mano”. ¿Entonces?

Es sencillo. A veces recurrimos a nuestras amistades para que nos aconsejen sobre problemas personales, laborales, etc. Le hemos dado tantas vueltas que ya no sabemos cómo abarcarlo. Un punto de vista externo nos aporta una perspectiva diferente. Esto es similar.

Piensa en cuando estás viendo una película y ves un fallo garrafal. ¿Has visto alguna vez la bombona de gas de Gladiator o el coche de Braveheart? Son cintas conocidas por todos, grandes éxitos, ¿verdad? Pero somos humanos y no, no vieron el coche pasar ni en el set ni en el montaje. ¿Cuántos pares de ojos había? Ya sabes, errar es humano.


Y... ¿si no me fío?

Ten en cuenta que un lector también detecta los fallos. A veces es algo inconsciente, algo les chirría mientras leen y, aunque no saben qué es, esa sensación de que algo falla no desaparece. Pero eso en poco podrá ayudarte si no tiene la formación para comprender qué es lo que no está funcionando.

Palabras que se repiten, incoherencias, fallos de puntuación, oraciones mal construidas, erratas... Todo eso dificulta la lectura, despista y, lo que es peor, desanima. Por lo que, si tienes pensado publicar o presentarte a algún concurso, te arriesgas a que, si el lector editorial tropieza demasiado en la lectura, la descartará en apenas un par de páginas.

Un corrector también es humano, debes tenerlo en cuenta, pero te ayudará a corregir esos errores al máximo. Errores de estilo, ortográficos... ¡lo que necesites!

Un corrector perfila el texto enriqueciéndolo, perfecciona sus concordancias y corrige la puntuación facilitando su lectura.


¿No te gusta la idea de que alguien toque tus textos? Mi objetivo como correctora es pulir tu texto, no cambiarlo. Tú decides qué tipo de corrección quieres aplicar. Podrás revisar los cambios directamente en el documento y, por supuesto, será tu decisión insertarlos o no.

¡Mi trabajo es facilitar el tuyo!

0 vistas