¿Para qué necesito un informe de lectura?

Actualizado: jun 15




Un informe de lectura te puede resultar algo simple y poco útil para ti, que conoces bien tu obra. Pero, al finalizar tu manuscrito, es muy probable que sea lo que necesitas; un lector editorial objetivo y con formación profesional que te oriente.


¿Qué es?

No es similar a una reseña como muchos creen. Tampoco es una especie de ficha técnica sobre tu obra. Sí, detallará sus datos pero, sobre todo, analizará el escrito minuciosamente.


Un informe de lectura te reportará toda la información práctica sobre tu obra. Es un análisis profesional que valora la calidad, sus posibilidades de publicación y sus necesidades. Es muy práctico para detectar los puntos fuertes y débiles.


¿Qué hace?


Analiza la estructura de la obra y su temporalidad, detallando apartados a mejorar. Si existen incoherencias las detectará.


Te pongo un ejemplo sencillo: si no es lógico el tiempo que pasa de una acción a otra, eso aparecerá señalado en el informe de lectura.

En un informe de lectura podrás detectar fallos de este tipo, además del grado de necesidad de una corrección o el público, tipos de editorial o plataformas hacia los que deberías dirigirte.


Señalará las partes a mejorar y te ayudará a resaltar sus puntos más fuertes.


Otro ejemplo sencillo: quizás tu villano es un personaje fuerte, carismático y bien construido, pero tu héroe no. Esto puede dificultar la empatía del lector hacia la historia.




¿Cuándo hacerlo?


Un informe de lectura es, en realidad, el paso más apropiado entre el de haber terminado tu manuscrito y el de contratar una corrección. Quizá has pasado por alto algo que puede hacerte ver para que, hablando claro, remates el texto antes de enviarlo a un corrector. Si no, la corrección podría alargarse en pequeñas revisiones que no solo te desaniman: terminan inflando el precio.


Además, por si todo esto te parece poco, te diré que un informe de lectura debe incluir una sinopsis. Posteriormente es muy práctica porque puedes partir de ella para tu contraportada o para la página de ventas de tu libro.


Ten en cuenta que realizar un informe de lectura requiere su tiempo. Además del tiempo habitual empleado para leer tu texto, esta lectura debe hacerse de un modo especial, minucioso y, por supuesto, tomando notas. Después se redactará el informe.


Esto debes tenerlo en cuenta ya que muchos autores trabajan con fechas límites que son importantes de comentar con el lector editorial antes de encargar el proyecto.


En mi caso, como lectora editorial, suelo pedir una o dos páginas aleatorias antes de cerrar el encargo. Esto es para que resulte más sencillo acordar una fecha de entrega, además de las necesidades o sugerencias que el autor pueda tener.


Si quieres saber más, ponte en contacto conmigo a través del formulario de mi web aquí.

50 vistas